Mostrando artículos por etiqueta: podologia
Jueves, 28 Septiembre 2017 22:12

Octubre - Noviembre 2017

Publicado en Revistas
Viernes, 26 Mayo 2017 23:49

HISTORIA DE LA PODOLOGÍA

LA PODOLOGÍA, NACE EN EL MOMENTO EN QUE EL SER HUMANO APOYÓ SUS PIES SOBRE LA CORTEZA TERRESTRE, PROBABLEMENTE CON UNA EXUBERANTE ZONA PLANTAR DE EXTRAORDINARIA RESISTENCIA, YA QUE ASÍ SE LO EXIGÍA LA SUPERFICIE DEL TERRENO DONDE SE DESARROLLÓ.

 

El no usar zapatos, no exime de podopatías a nuestros ancestros, no los excluía de la necesidad de una atención de sus pies por las agresiones a sus extremidades inferiores

Los trastornos de adaptación en las extremidades inferiores, fueron sufriendo importantes modificaciones en los pies como el incremento del calcáneo, para soportar más peso, el astrágalo que varía su posición, el primer dedo se engrosa y se acerca al resto de los dedos menores, para lo cual es desprovisto de la función prensil, debido a que ya no lo necesita y adquiere la función fundamental durante la deambulación.

Así, la Podología debió estar presente como la actividad que ejercieron, y movimiento manual de su preferencia, ciertos tipos de personas que, pese a desconocer los modernos conceptos de asepsia, antisepsia, anatomía, fisiología, etc., dieron el punto de partida, como ha ocurrido con otras tantas profesiones a lo que hoy conocemos como podología

 

 

EL PAPIRO EBERS

 

(Documento más antiguo de la medicina)

Contiene un pequeño tratado dedicado a los miembros inferiores (en egipcio), a los pies se les denominaba rdwy. En los parágrafos 611 a 615 constan también 5 recetas para curar enfermedades de los pies.

El Rey Amenofis IV, contaba con diversos servidores o asistentes, entre ellos los que se dedicaban a la atención de sus pies. (1375 – 1358 a.c.).

Desde la antigüedad, diferentes textos y referencias históricas ponen de manifiesto la existencia de enfermedades que afectaban a los pies, como la artritis, periartritis, osteomielitis, el pie zambo o equino-varo, lo que queda reflejado en los jeroglíficos, gracias al estudio de las momias egipcias, desde hace más de 5000 años.

Otro  caso, el de un faraón enfermo, Siptah que tenía deformado un pie, se estima que padeció poliomielitis y murió muy joven, gobernó durante seis años, de 1194 a 1188 a. c.

A través de algunos parágrafos de estos documentos, sabemos qué hacían los egipcios, especialmente para tratar sus pies. Se valían de compresas, ungüentos, pomadas, bálsamos, fricciones, vendajes y otros métodos para paliar y curar las enfermedades de los pies.

 

 

GRECIA

En tiempo de Homero, los sacerdotes que fueron los primeros médicos, recurrían a fórmulas para curar las afecciones de lo pies (siglo VII a.c.). Hipócrates fue el primero que descubrió una deformidad en los pies recomendando tratamiento con manipulaciones y calzado corrector. (460 a.c.)

Según la mitología griega el héroe Aquiles recibió una herida mortal en la única zona vulnerable de su cuerpo, en el tendón de su tobillo (en la actualidad denominado tendón de Aquiles), lo que motivó a posteriori un cuidado específico por parte de los atletas y soldados griegos.

Galeno en su obra trata la cura de callosidades, durezas y uñas amoratadas; ¿quizá la causa era el calzado? Hay que tener en cuenta que hasta el siglo XIX no había un zapato para cada pie. (130 d.c.)

 

ROMA

Ya en los baños romanos se ofrecían tratamientos para callos, durezas y se realizaban cuidados de las uñas. (25 d. c.) Egipto en algunas momias encontradas encontramos ausencia de callosidades y coloración de las uñas debido a una sustancia denominada “Heme”.

Cleopatra tenía servidumbre especialmente adiestrada en el masaje y cuidado de sus pies (70 a.C.– 30 a.C.).

Cayus fue el podólogo de la bella Popea, amigo de Nerón, entre los años 54 a 68 de nuestra era.

 

EDAD MEDIA

Ciencia médica empobrecida, conocimientos clásicos conservados por clérigos. Existían dos tipos de cirujanos:

 

CIRUJANOS DE TOGA CORTA O CIRUJANOS BARBEROS: éstos aprendían en los conventos e iglesias y de dedicaban a realizar sangrías y a quitar callos y muelas de gente humilde y sin recursos. 

 

CIRUJANOS DE TOGA LARGA: estudiaban en universidades, sabían latín y trataban úlceras, fracturas. También existían los médicos pero éstos no ejercían la cirugía.

 

La PODOLOGÍA MODERNA, anexo a la Odontología, Oftalmología y Cirugía, tuvieron sus orígenes en los barberos “cirujanos” (peluqueros). Era este un grupo de practicantes ambulantes, con mayor entusiasmo y temeridad que ciencia y erudición, quienes, por conocer el uso del alcohol, eran los indicados para tratar dientes y muelas, recetar preparaciones con comino, clavo y pimienta, reventar ampollas y supuraciones, adaptar lentes y hacer curaciones, extirpar callos, así como efectuar cirugías menores.

 

 

ROMEO Y JULIETA

Obra escrita en el año de 1591, tragedia de cinco actos en prosa y en verso, fue publicada por William Shakespeare por primera vez en el año de 1597.

En la escena quinta del acto primero Capuleto dice:

 

“Bienvenidos, caballeros. Ved ahí damas a quien no lastiman los callos  y que bailarán a gusto con vosotros... ¿Cuál de vosotras, señoras, se  negaría a bailar ahora? Si alguna se hace la remilgada, diré que tiene  callos en los pies...”

 

En 1768, en Inglaterra se traduce y complementa la obra de Laforest con el nombre de “Chiropodalgia a Scientific Enquiry in the Cause of the Cornus, Warts, Etc.” por David. Low.  En 1802, Hayman Lyon publica “A Complete Treatise Upon Spinac Pedium”. Quien además fue beneficiado con una matrícula para practicar en pies y  y manos.  

En 1840, se establece el primer consultorio en Boston, Mass., U. S. A. Fue abierto por el Dr. Neherniah Kenison, siendo el preceptor de Isachar Zacharie. 

En 1845, Lewis Dunacher, cirujano callista de la reina Victoria, escribe el libro “A Treatise of Corns and Bunions, the Diseases of the Feet”, en la cual describe 35 años antes que T. G. Morton la neuritis digital plantar, conocida hoy día como “enfermedad de Morton”.

En 1855, León Camps, el 5 de Octubre se publicita como pedicuro en un diario de Buenos Aires, con el domicilio de Perú No. 94.

En 1861, Isachar Zacharie trata los pies del presidente de U. S. A. Abraham Lincoln y es nombrado pedicuro general del ejército de los Estados Unidos.

En 1865, Richard H. Westervelt, como uno de sus 28 miembros, es nombrado primer presidente de la “Sociedad Pédica de Nueva York” (New York Pedic Society), primera agrupación de profesionales del mundo. Así mismo, se entrega la primera licencia a un quiropodista. 

En 1907, aparece la primer revista pédica titulada “Pedic Society Items”, dirigida por Alfred Joseph, a la postre presidente de la “Journal of American Podiatry Association”.

En 1911, en U. S. A., todo profesional en el cuidado de los pies era instruido por un preceptor. 

En 1912, se logran avances rápidos y espectaculares en el campo de estudio en la unión americana al unificar criterios educativos y de preparación. 

En 1913, F. G. V. Runting, quiropodista de las reinas Alejandra y María de Inglaterra es nombrado el primer presidente de la sociedad inglesa de quiropodistas, autor de un tratado que todavía hoy se reedita en Europa.

En 1913, N. C. Lake funda la escuela de quiropodistas “London Foot Hospital”. 

En 1914, se funda “The California College of Chiropody” que posteriormente se convierte en “The California College of Podiatric Medicine”, siendo la primera institución en otorgar a sus egresados el grado de doctor en medicina podiátrica (DPM).

 

México merece un capítulo aparte, no porque tenga desarrollo prominente dentro de La Podología, sino porque, en la actualidad, con los avances de esta rama del saber, a nivel mundial, nuestro país aún se encuentra en su fase del Quiropedista.

 

CIRUJANO CALLISTA

Este término, usado desde el siglo pasado, a principios de éste y aún hoy día en Sudamérica, fue común en Europa, por la influencia española; actualmente se ha dejado de usar porque, la mayoría de los designados ejercían en forma empírica y en todo caso, sólo indicaría un aspecto del oficio, como es el tratamiento de los higromas, tilomas, helomas e hiperqueratosis. 

 

PEDICURISTA.

Término de uso más frecuente en el país, actualmente lo utilizan de manera más general las personas dedicadas a la estética del pie.

 

PEDICURO.

Denominación tradicional que se origina en los primeros años de este siglo.  Etimológicamente significa curar los pies, del latín PEDIS Pies y CURARE Curar.

 

QUIROPEDIA.

Palabra derivada de la mala traducción del inglés Chiropodist, puesto de moda por la empresa Dr. Scholl en la década de los treintas. 

 

QUIROPODIA.

Este concepto, tomado de la mitología griega, trata de explicar la destreza de las manos para efectuar algunos tratamientos de esta profesión, pero no define con exactitud el campo general de la profesión.

Según la mitología griega, se dice que la destreza de las manos de QUIRON, centauro griego, era tanta y tal su sabiduría que, entre otras hazañas, llevó a cabo la curación de Aquiles. Por extensión del término, Quiropodista es sinónimo de mano diestra; etimológicamente deriva de QUIRON - Mano y PODUS - Pie (Mano- Pie). 

 

PODOLOGÍA.

Es la rama técnica de las ciencias de la salud que se encarga del estudio o tratado del pie humano, deriva de dos raíces griegas PODUS o POUS - Pie y LOGOS - estudio o tratado. 

 

PEDIOLOGÍA.

Formación híbrida, con una mezcla de  voces latinas y griegas. El término “Pedio” no existe en español. 

 

QUIROPODOLOGÍA Tratado de la Mano y Pie.

 

PODIATRÍA.

Es la rama de las ciencias de la salud que se encarga del estudio, atención y curación de las patologías que afectan a la pierna, tobillo y pie. En México es un término de cuño reciente, no así en USA. 

 

Aportación:

Pdgo. Francisco Xavier González Peña Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Zacatecas, Zac. 

 

 

VER REVISTA

Publicado en Blog
Viernes, 26 Mayo 2017 20:53

Jun-Jul 2017

Publicado en Revistas
Miércoles, 29 Marzo 2017 00:00

CASOS ESPECIALES

¿QUÉ HACER EN LOS PACIENTES CON EDEMA E INFLAMACIÓN EN PIERNAS?

 

Constantemente en la clínica, nos topamos con casos especiales como mujeres embarazadas o pacientes con piernas inflamadas que retienen líquidos. Saber qué hacer en dichos casos, tiene gran importancia puesto que en muchas ocasiones el motivo de su consulta es otro, pero esa hinchazón puede implicar algunos padecimientos o complicaciones. A continuación describimos cómo orientar al paciente y qué debemos cuidar en los pies de estas personas.

El edema, a diferencia de la inflamación, es el aumento de volumen del líquido en el intersticio que se manifiesta clínicamente por un hoyuelo al presionar la piel. En una persona de tamaño promedio el exceso de líquidos aproximado requerido para que el edema se haga aparente es de 2.3 a 4.5 kg o cuando el líquido intersticial representa más del 10% del peso corporal.

Problemas renales, la insuficiencia hepática, desnutrición, el síndrome de malabsorción y la enteropatía perdedora de proteínas, pueden originar dicho problema.

Cuando hay edema, las manifestaciones clínicas son el aumento de volumen en piernas, este suele ser blando y simétrico. Por lo general, se debe a una retención de agua y sodio producto de diversos desordenes en el organismo (Figura 1). En estos casos, si no hay heridas aparentes, se puede realizar un servicio por parte de podología sin mayor preocupación, sin embargo, se debe hacer referencia a una evaluación médica y solicitar exámenes de laboratorio para determinar la causa del edema y dar un seguimiento apropiado.

Otro caso común, cuyas características clínicas son la presencia de edema bilateral a nivel maleolar, es el embarazo, podemos hacer un interrogatorio simple antes de comenzar cualquier tratamiento podológico para asegurarnos de que este aumento de volumen es algo propio del embarazo y que no requiere cuidados especiales. El cuestionamiento deberá responder si el edema fue de inicio gradual, progresivo y leve, mencionar si siempre se ha localizado en los tobillos y pies, y que se ha presentado mayormente por las tardes (predominio vespertino). En estas pacientes, el edema suele ser indoloro, aumenta al estar de pie y en embarazos múltiples, disminuye en posición de decúbito lateral izquierdo y al elevar los miembros pélvicos a 30º. Recordemos que es más frecuente en el segundo trimestre y permanece incluso 10 días después del parto, si la paciente respondiera que fue una inflamación rápida y que también hay edema en cara y manos, se enviará a revisión médica inmediata por presencia de preeclamsia. Con el interrogatorio o historia clínica y una vez descartada cualquier asociación a otra patología, se procede a nuestros servicios habituales.

El edema se puede estadificar mediante el signo de Godet que se manifiesta, por una fóvea, (al presionar la piel del área inflamada con un dedo se provoca una hendidura la cual persiste posterior a la liberación de la presión) y se califica en forma ascendente, según corresponda, desde presente, rasgos, leve, moderado, hasta severo y los elementos a tener en cuenta en la valoración son su distribución, consistencia, coloración, temperatura y sensibilidad. Es así como una piel estirada o brillante con dolor y una coloración rojiza que limita la actividad física del individuo nos dará un aviso de que debemos derivar para su revisión. (Figura 2).

En aquellos pacientes donde el edema se presenta en una sola pierna y es asimétrico, nos encontramos con otro tipo de enfermedades, una obstrucción o insuficiencia arterial/venosa, linfedema, o lesión de tejidos blandos que corresponda a una infección, quemaduras, o bien, por la inmovilización de una parte del cuerpo (Figura 3). En estos individuos se requiere de una valoración médica y vascular. Cabe destacar, el evitar tener contacto con las heridas o manipularlas hasta obtener dichas valoraciones.

Para concluir, el edema es el aumento de volumen de líquido en el espacio intersticial, que puede tener diversas causas, sus características y los exámenes paraclínicos ayudarán a obtener información sobre la causa de las mismas y permitirán un abordaje adecuado y orientación del paciente.

 

REFERENCIAS

Braunwald E, Loscalzo J. Edema. En: Harrison, Longo DL, Fauci AS, editores. Principios de medicina interna. 18a ed. México: McGraw-Hill Interamericana, 2012:290-295

Flores-Villegas B, Flores-Lazcano I, Lazcano-Mendoza ML. Edema. Enfoque clínico. Med Int Méx 2014;30:51-55.

 

Autor: Dra. Karina Morgado

Doctorado en Farmacología con enfoque en

enfermedades metabólicas

email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

website: www.diabetessincomplicaciones.com

 

VER REVISTA

Publicado en Blog

Cuando nos enfrentamos a una herida crónica, que ha pasado semanas sin una  evolución favorable, permaneciendo con infección, tejido desvitalizado o francamente necrosado, debemos reconsiderar todas las condiciones generales y locales de la herida o heridas del paciente, estabilizar su padecimiento, niveles de glucosa, presión arterial sistémica, controlar sus medicamentos en forma apropiada, etc. y que su estado de salud sea lo más estable, antes de enfocarnos de lleno en el manejo final de la(s) herida(s).

Una vez identificada la herida y sus condiciones agravantes, debemos disminuir los factores de  riesgo predisponentes  que incrementen la susceptibilidad de infección, controlarlos y erradicarlos hasta donde sea posible. La desbridación del tejido desvitalizado es el paso individual más importante dentro del manejo de las heridas complicadas.

Posteriormente se realizará la limpieza cotidiana de las mismas; una vez removido el tejido necrótico, desvitalizado y escaras.  Actualmente se tiene como bien entendido que una fase crítica de la limpieza de las heridas es el proceso de desbridación en el cual, el tejido desvitalizado y necrótico es removido de la herida por los fenómenos de autólisis y fagocitosis.

En pacientes con dehiscencia quirúrgica, deshidratación o infección de la herida, la capacidad del cuerpo para desbridar en forma natural, se encuentra comprometida.  Esta desbridación  se realiza para retirar escaras profundas, material purulento, infección,  y retirar tejidos necróticos  e isquémicos en que las condiciones de circulación son inadecuadas para la cicatrización. Se deben  mejorar en paralelo dichas condiciones generales y locales, acompañar en el proceso de reparación tisular a nuestros pacientes.

Hablando de desbridación, los principales mecanismos para lograrla son de forma mecánica, autolítica y enzimática.

La desbridación quirúrgica

La desbridación quirúrgica es el método más rápido y efectivo de efectuarla..

Esto permite el retiro rápido  de grandes cantidades de tejido necrótico y desvitalizado, llegando al tejido sano tan rápido como las condiciones locales y generales del paciente nos lo permiten. Teniendo como desventaja  dicho procedimiento la necesidad de realizarlo en un sitio adecuado, con buena iluminación y sistema de hemostasia, etc. Con tijeras, bisturí, curetas, pinzas  especiales, etc. como en un quirófano, en algunas ocasiones, además requiere entrenamiento quirúrgico y experiencia en la zona a tratar, y en el manejo de las posibles complicaciones derivadas del procedimiento quirúrgico.

En este procedimiento de desbridación quirúrgico se retiran los tejidos desvitalizados, requiriendo habitualmente anestesia local, con  bloqueo regional y en algunas ocasiones con anestesia general, según las condiciones locales y generales de cada paciente. Una vez limpios los tejidos, se procederá al cierre de los mismos en un segundo tiempo quirúrgico de ser posible, o promover el cierre progresivo de éstos mediante curaciones y la aplicación de productos locales hasta lograr el cierre secundario, también  llamado por segunda intención. Se requiere experiencia para identificar cuando hacer uno u otro procedimiento. La mayor ventaja es agilizar el tiempo de limpieza y cicatrización de una herida.

La desbridación Autolítica

La Desbridación Autolítica es un proceso en el que se utilizan las propias enzimas del cuerpo para desbaratar  (si el término fuera aplicable) los tejidos necróticos. Este puede ser fortalecido con los ¨nuevos¨ sistemas de curación húmeda con  películas transparentes de poliuretano, hidrocoloides, hidrogeles que mantienen la humedad de los tejidos de la herida en tratamiento, permitiendo que las enzimas del cuerpo trabajen de una manera más rápida y efectiva, por ejemplo las colagenasas, gelatinazas y estromielinasas, que licuefican el tejido muerto. 

La desbridación Autolítica en general es lenta pero efectiva si se utiliza  en una herida que está libre de infección local, de otra manera, está contraindicada su oclusión, en estos casos deberán utilizarse otros productos locales para su adecuado control.

La desbridación Enzimática

La Desbridación Enzimática se realiza mediante el uso de sustancias locales con actividad proteolítica que estimulan la fragmentación del tejido necrótico para su limpieza más rápida.  La mayor parte de las cremas y ungüentos locales que se encuentran en el mercado tienen alguna de estas propiedades. La desbridación y limpieza química (enzimática y autolítica) son menos agresivas que la desbridación quirúrgica, siendo también muy eficaces si se combinan,  individualizando su secuencia y duración, esto se logra con experiencia, cuidado y responsabilidad.

El uso de antimicrobianos orales e inyectados queda a consideración del médico tratante en base a la calidad y tipo de infección, generalmente respaldada por la evolución clínica, acompañada por el resultado del cultivo bacteriano de la misma herida.

Una infección  de tejidos blandos siempre deberá manejarse de forma obsesiva y meticulosa para prevenir su extensión, atendiendo todos los detalles para su pronta recuperación, paciente y tratante haciendo equipo para lograr la curación.

Autor:
Dr. Luis Fernando Lira Menéndez
ESPECIALISTA EN HERIDAS COMPLICADAS CIRUJANO PLÁSTICO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

VER REVISTA

Publicado en Blog
Martes, 24 Mayo 2016 17:34

Día del Podólogo 26 de Julio

 La podología es considerada una de las más antiguas prácticas del mundo,

desde el momento en el que el ser humano se irguió en dos pies, comenzaron los

cuidados para nuestros pies. La esencia básica de esta profesión se basa en

cuidar, mantener el bienestar y la salud del individuo.

 

Dentro del gabinete podológico, el abordaje integral de la salud del pie, al

igual que las demás ramas de la salud, se basa en el respeto, la dignidad, mejorar la

calidad de vida y desarrollar una profunda ética en todo momento. La Podología como

ciencia, es un conjunto de conocimientos fundamentados en la investigación

científica y también, el análisis lógico de cada situación.

 

Al estar platicando en algunos congresos, me sonrío cuando comienzan

los comentarios acerca de TERAPIAR AL PACIENTE. El podólogo no solo alivia

los pies, sino que se convierte en un gran escucha para cada uno de nuestros

pacientes, que al pasar de los años, se vuelven grandes amigos. Los pacientes

sienten la confianza para contarnos lo que hay en su corazón sin temor a ser

juzgados o tachados. Nos cuentan cosas muy triviales como el clima, los deportes,

las noticias; pero lo impresionante es que también nos cuentan cosas tan intimas

familiares, algunas cosas que hicieron en sus vidas que los avergüenzan, y en

ocasiones, hasta nos abren su corazón para decirnos que es lo que en realidad les

ha herido. Cuantos de nosotros no hemos visto las lagrimas brotar de sus ojos al

contarnos alguna anécdota. Esto es un verdadero privilegio del que nos debemos

enorgullecer, no a toda la gente pueden abrir su corazón, solo algunos contamos

lo que en realidad nos ha avergonzado o algún fracaso.

 

Esta confianza es sumamente respetada por todos los profesionales

en los pies, no podemos comentar los problemas de nuestros pacientes con

nadie más, sólo nos dedicamos a través de nuestras manos, a darle alivio a sus pies y

a su alma. El sólo escucharlos sin emitir ningún comentario, pero atentos a lo que

el paciente dice, es suficiente para que su alma descanse. Valoremos ese gran tesoro

que tenemos, todos los pacientes son seres humanos y si comparten sus sentimientos,

es un verdadero tesoro. No emitas juicios, no des consejos, solo escucha, el paciente

al momento de escucharse encontrará la respuesta que necesita.

 

La confianza es como estar embarazada, o tienes toda la confianza o

no tienes nada. Sé una persona confiable, sé un ser humano que se distinga por

su honestidad y buena voluntad. Deja aparte toda la crítica destructiva, cierra tus

oídos a cualquier murmuración que sea para perjudicar a alguien o algo. Si vas a

hablar, que sean palabras que sumen, que alimenten… que nutran a tu alrededor

 

Dentro del gremio podológico nacional, sé un profesional ético y con la

capacitación continua para que hagas un trabajo maravilloso. La capacitación

continua no se basa solo en ir a los congresos y tener muchos diplomas, la

verdadera capacitación es comprometer tu intelecto y aprender una técnica nueva,

juntarse con colegas a quienes admires y humildemente pedirles que te enseñen

alguna técnica para que la practiques con ellos por un tiempo; hacer investigación

y documentarla, entre otras muchas formas, y así mantenerse siempre en la

capacitación.

 

La podología es una profesión que esta en continuo movimiento, no te

quedes estático, muévete para que estés caminando a la par de los

mejores podólogos y escuchas de México.

 

 

VER REVISTA

 

 

Publicado en Blog
Sábado, 27 Febrero 2016 17:47

Tus Palabras

“Uno es esclavo de lo que habla y dueño de lo que calla” frase citada por Sigmund Freud , un médico neurólogo austriaco de origen judío, quien es considerado el padre del psicoanálisis.

Cantas veces no te has sentido esclavizado por tus palabras, por hablar de más en situaciones que debemos callar, hablar no solo con la boca, sino con todo el cuerpo (cruzando los brazos, sonreír irónicamente, mirar a los demás con intención de burla, etc), en realidad estas acciones hablan mucho más que mil palabras. 

La gran mayoría de los seres humanos, desde que comenzamos a hablar se nos vuelve una necesidad, lo sano de hablar es la comunicación, es el enlace verbal entre tú y el o los interlocutores para mandar un mensaje claro y asertivo en su forma y contexto. 

El problema comienza cuando hablamos solo por hablar, por buscar aceptación o simplemente para expresar algo que sentimos en el momento menos apropiado. Todos tenemos el derecho de vaciar nuestro interior mediante el habla, siempre y cuando usemos la prudencia como uno de los valores mas importantes en este proceso. Cuando uno habla tiene una arma en las manos. Puedes disparar y matar a alguien con tan sólo unas palabras o lo puedes elevar hasta el cielo con otras palabras. 

Cuando uno está enojado o colérico, es mejor guardar silencio antes de enterrar un puñal fuerte a quien esté enfrente, son heridas que tardan mucho en sanar y en ocasiones nunca logran cicatrizar. Al hablar en contra de alguien o de algún grupo de personas, estamos juzgando sus acciones; esto es, que estamos hablando de lo que en realidad deseamos ser o tener, por ejemplo: él se siente superior, porque el jefe sólo toma en cuenta su opinión, ella siente que es muy feliz pero ya veremos en unos años, o el típico, “que suerte tienen los feos”. 

Utilicemos nuestro hablar para construir, para unir, para fomentar relaciones amistosas basadas en el respeto y en la buena voluntad. Utilicemos nuestras palabras sólo para hacer sentir bien a los demás. Si tienes que mencionar algo que no te convence de alguna persona, lo primero que hay que hacer es estar a solas con tu interlocutor y pedir permiso: “me permites comentarte algo en lo que no estoy de acuerdo contigo”, “me permites hacer una observación de lo que acabas de decir” 

En el libro de Los Cuatro Acuerdos citan: “Se Impecable con tus Palabras”, es una frase poderosa porque nunca te arrepentirás de lo que no dices en contra de alguien, pero frecuentemente te arrepentirás de lo que sí dices con tu boca. Cuantos refranes conocemos que nos dicen esto: “El pez por su boca muere”, “en boca cerrada no entran moscas”, “calladito me veo mas bonito”, “el poco hablar es oro y el mucho es lodo”, “la lengua no tiene hueso, pero corta lo más grueso”, y así seguiríamos diciendo refranes que nos hablan de lo mismo. Calla, piensa, luego puedes hablar. 

Reflexionemos en cuantas veces hemos utilizado nuestro hablar dentro de la podología mexicana… cómo te expresas de ella con tus clientes, con tus amigos, con tus compañeros. Que comentarios haces cuando llegas a tus juntas de las asociaciones, ¿son constructivos?, que palabras utilizas dentro de los congresos o al expresarte de algún compañero. La Podología Mexicana está fundada en Ti, en Mi y en todos los que estamos alrededor de ella. Seamos impecables con nuestras palabras para poder seguir engrandeciendo la imagen, apoyando a instituciones serias que estén en pro de la Unión y del buen Desarrollo de la Podología Nacional. 

 

 

VER REVISTA

 

 

Publicado en Blog

Contacto

fbbluetwt

  BeautyFoot, S de RL de CV
 punto  Plaza Comercial La Silla Local J12
 tel  Tel: (81) 8357.6888
 arroba  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Próximos Eventos

calendario

Todas las Revistas

portadas

Suscríbete

Regístrate para recibir las novedades de Beautyfoot en tu correo electrónico.

  He leído el Aviso de Privacidad y acepto condiciones.

() campos obligatorios

"La motivación es lo que te ayuda a empezar. El hábito te mantiene firme en tu camino."

Jim Ryun

"Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla."

 Paulo Coelho