Mostrando artículos por etiqueta: embarazo
Jueves, 30 Noviembre 2017 19:47

¿POR QUÉ CRECEN LOS PIES EN EL EMBARAZO?

Al final del embarazo, muchas mujeres notan que tienen los pies más grandes y necesitan aumentarle un número más a su talla habitual. ¿Por qué ocurre?

Los pies no solo se hinchan durante el embarazo. También crecen. Una sospecha que tenían millones de mujeres alrededor del mundo y que se ha corroborado mediante un estudio de la Universidad de Iowa publicado en la prestigiosa revista American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation.

Un grupo de expertos en rehabilitación observaron a 49 mujeres desde el primer trimestre del embarazo hasta las 19 semanas siguientes al parto. Las conclusiones fueron que cerca del 70% les crecían los pies durante la gestación y que cinco meses después del parto, el aumento permanecía.

¿La explicación? Todo es parte del efecto de la relaxina (la hormona que hace que la pelvis se ensanche durante el parto para dejar salir al bebé) y el propio aumento de peso. Estos dos factores ocasionan que el pie se haga más plano y más largo.

El estudio también señala que este crecimiento permanente es más evidente en mujeres que esperan a su primer hijo, ya que en los siguientes embarazos, como el pie ya ha crecido, no suele hacerlo aún más. Apunta, además, que estos cambios elevan el riesgo de padecer artritis y otros problemas relacionados a los músculos en el futuro.

Otras investigaciones. No es la primera vez que los podólogos estudian los efectos del embarazo en los pies. En 2010, Jane Andersen, experta estadounidense, llegó a conclusiones similares, aunque resaltó algunas recomendaciones para evitarlo. Según la especialista, la clave está en evitar caminar descalza durante el embarazo, para así no forzar el arco del pie.

 

Fuente: rpp.pe/campanas/branded-content/por-que-crecen-los-pies-en-el-embarazo-noticia-1061839

Ver Revista

Publicado en Blog

¿CUÁNDO DEBERÍA PREOCUPARME POR LA HINCHAZÓN?

Es muy normal que se tenga algo de edema en los tobillos y pies durante el embarazo, también es posible tener una leve hinchazón en las manos. Es importante llamar al médico tratante o partera según sea el caso, si se nota hinchazón muy pronunciada en las manos, en la cara, o alrededor de los ojos; o hinchazón excesiva o brusca en pies o tobillos, ya que esto podrían ser

signos de una enfermedad grave denominada preeclampsia y que se asocia con el edema, la hipertensión y la proteinuria o excreción de proteínas por orina, lo que determina un inicio de falla en la función renal y por esto, una probable interrupción del embarazo, independientemente de la edad gestacional en que se encuentre. Es importante también buscar ayuda médica si se nota que una pierna, esta mucho más hinchada que la otra, especialmente si se tiene algún dolor o molestia aguda y punzante en la pantorrilla o el muslo, ya que esto igualmente podría ser un señal de un coágulo sanguíneo (trombo) u otra condición grave.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA DISMINUIR LA HINCHAZÓN?

RECOSTARSE DE LADO

Ayudará mucho a aliviar el aumento de presión en las venas, dado que la vena cava está cargada al lado derecho del cuerpo, es mejor acostarse sobre el lado izquierdo, aunque cualquier lado alivia más que estando acostada boca arriba.

OTROS CONSEJOS ÚTILES PARA ALIVIAR EL EDEMA SON:

Poner los pies en alto siempre que se pueda, en el trabajo resulta útil tener un banquito o pila de libros bajo el escritorio.

No cruzar las piernas o tobillos al permanecer sentada.

Estirar las piernas con frecuencia al estar sentada, hacia delante y flexionar suavemente los pies hacia arriba y para estirar los músculos de las pantorrillas, girar los tobillos y mover activamente

los dedos de los pies.

Tomar descansos frecuentes de las posiciones sentada o parada. Una caminata corta en períodos regulares ayudará a que la sangre circule mejor.

Usar zapatos cómodos que se puedan amoldar a la hinchazón.

No usar calcetas o medias que aprieten mucho los tobillos o pantorrillas.

Probar medias de soporte hasta la cintura diseñada especialmente para embarazadas; ponerlas por la mañana, antes de levantarse, para disminuir la posibilidad de que la sangre se acumule alrededor de los tobillos.

Tomar mucha agua; aunque resulte sorprendente, esto hará que el cuerpo retenga menos líquidos.

Realizar actividad física con regularidad, mientras la condición obstétrica no lo impida, especialmente caminatas, natación o pedaleo sobre una bicicleta estacionaria de ejercicio; o bien intentar tomar clases de aquaerobics; la inmersión en el agua siempre puede ayudar a reducir temporalmente la hinchazón; particularmente si el nivel del agua se encuentra casi a la altura de los hombros.

Alimentarse bien y balanceadamente y evitar la comida chatarra que irremediablemente fomenta el sobrepeso y por ende la retención de líquidos considerando que el 70% de sobrepeso corresponde a líquidos.

Y lo más importante de todo, anímicamente hablando hay que procurar que la hinchazón que experimenta la paciente embarazada, no la deprima mucho, principalmente por los cambios físicos que experimenta el cuerpo. Señoras, aunque el aspecto de los tobillos y pies hinchados no les agrade mucho, recuerden que el edema es una condición temporal, que desaparecerá

al poco tiempo que nazca el bebé que tanto anhelan; finalmente, el ser mamás principalmente la primera vez, creo que es la situación y experiencia de vida que más satisfacción, gozo y realización puede experimentar una mujer.

¡Felicidades a todas las Mamás!

 

Autor: Dr. Gerardo Elizondo Guajardo (Monterrey N.L.)

GINECOLOGÍA, OBSTETRICIA, ESTERILIDAD, EMBARAZO DE ALTO

RIESGO, DET. OPORTUNA DEL CÁNCER, PLANIFICACIÓN FAMILIAR

E-mail. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

VER REVISTA

 

Publicado en Blog

1) ¿Por qué tener los tobillos y pies tan hinchados?

2) ¿Cuándo debería preocuparme por la hinchazón?

3) ¿Qué puedo hacer para disminuir la hinchazón?

Buenos días queridas amigas y pacientes, estas son 3 de las preguntas que más comúnmente nos hacen las pacientes en la rutina cotidiana de nuestra consulta diariamente; al estar cursando una gestación.

¿POR QUÉ TENER LOS TOBILLOS Y PIES TAN HINCHADOS?

Lo que las pacientes embarazadas experimentan con esto; se conoce científicamente como edema, este ocurre, cuando se acumula demasiado líquido en los tejidos. Es hasta cierto punto normal, tener cierto grado de edema o hinchazón durante el embarazo porque la paciente está reteniendo más líquido, igualmente los cambios en las propiedades de la sangre, también aumentan la acumulación de líquido en los tejidos.

Así mismo, con el correr de las semanas en la evolución del embarazo, el útero o matriz, va siendo cada vez más grande y de más volumen proporcional hacia todos lados, y de esta forma ejerce presión sobre los grandes vasos que están situados anatómicamente por delante de la columna vertebral, específicamente en las venas pélvicas, ilíaca y la vena cava, que es la vena más grande del cuerpo la cual se localiza en la parte media y cargada al costado derecho y que

transporta toda la sangre baja en oxígeno, desde las extremidades inferiores y el hemicuerpo inferior hacia el corazón para volver con el proceso de oxigenación en la circulación cardio- pulmonar. La presión que ejerce el útero sobre estos vasos, hace que la sangre que vuelve de las piernas hacia el corazón, circule más despacio, y esto es lo que hace que el fluido de las venas se retenga en los tejidos mas alejados del corazón correspondiendo fundamentalmente a los pies y tobillos. Por esta razón, la aparición del edema, suele darse con más frecuencia durante el tercer trimestre de la gestación ya que es cuando hay más volumen y por ende, mayor dificultad en el retorno venoso.

Esta condición puede ser particularmente severa en mujeres que tienen embarazos múltiples, productos macrosómicos o grandes y con líquido amniótico de gran volumen. Además el edema específicamente suele empeorar al final del día en base al mayor tiempo de estar de pie la paciente y durante el verano con sus días de calor extremo. Una vez que nace el bebé, la hinchazón desaparecerá bastante rápido a medida que el cuerpo elimine el exceso de líquido. Seguramente en los primeros días después del parto, la paciente puérpera sentirá la necesidad de orinar con más frecuencia y sudará mucho más de lo normal.

 

 

Autor: Dr. Gerardo Elizondo Guajardo (Monterrey N.L.)

 

GINECOLOGÍA, OBSTETRICIA, ESTERILIDAD, EMBARAZO DE ALTO

 

RIESGO, DET. OPORTUNA DEL CÁNCER, PLANIFICACIÓN FAMILIAR

 

E-mail. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

VER REVISTA

 

Publicado en Blog

Contacto

fbbluetwt

  BeautyFoot, S de RL de CV
 punto  Plaza Comercial La Silla Local J12
 tel  Tel: (81) 8357.6888
 arroba  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Próximos Eventos

calendario

Todas las Revistas

portadas

Suscríbete

Regístrate para recibir las novedades de Beautyfoot en tu correo electrónico.

  He leído el Aviso de Privacidad y acepto condiciones.

() campos obligatorios

"La motivación es lo que te ayuda a empezar. El hábito te mantiene firme en tu camino."

Jim Ryun

"Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla."

 Paulo Coelho