Trucos para que los tacones no te destrocen los Pies.

‘Sticks’ y ‘sprays’ antifricción. Aplicar sticks o sprays antifricción en las áreas más problemáticas (como el talón y la punta) antes de ponernos los ‘tacones asesinos’ evitará que se produzcan rozaduras.

Al congelador. Truco: llena con agua dos bolsas de plástico pequeñas (por ejemplo las específicas para congelados), ponlas dentro de los zapatos y guárdalos en el congelador. El tamaño de las bolsas aumentará cuando el agua se solidifique y los zapatos cederán. Además, al ponértelos su forma se irá adaptando a la de tu pie (con el plus del efecto frío para mejorar la circulación). Otra variante es sustituir las bolsas de agua por papel de periódico.

Almohadillas y plantillas. No está de más acolchar nuestras pisadas. Para eso, existen plantillas de silicona y almohadillas que se colocan en la parte delantera del zapato (aunque también las hay para el talón o para todo el pie) y alivian la presión que ejerce en esta zona el peso de nuestro cuerpo.

Yoga para tus pies. Una profesora de yoga estadounidense, Yamuna Zake, ha desarrollado una serie de ejercicios pensados para ‘mejorar la relación’ entre pies y tacones. Quienes los practiquen gozarán de mejor equilibrio y sufrirán menos al llevarlos.

Cirugía. Como alternativa extrema siempre queda la cirugía. Estamos ante el truco menos recomendable, pero lo cierto es que existe un tipo de operación en la que se inserta grasa en el talón del pie (que se extrae de otras zonas del cuerpo como el vientre) y que hace un ‘efecto almohadilla’ permanente (al menos hasta que la grasa sea absorbida por el cuerpo y sea necesaria una nueva intervención). Este tratamiento quirúrgico se realiza en una hora y solo precisa de anestesia local.

Elegir modelos de altura media. Por evidente que parezca, si en lugar de empeñarte en calzar unos tacones de 13 centímetros optas por una altura inferior, el dolor decrecerá proporcionalmente a la disminución de curvatura a la que se someta el pie. Aunque Manolo Blahnik, el mejor embajador del calzado español en el mundo, confesaba que su altura favorita son los tres centímetros Con elegir la medida con la que te sientas cómoda será suficiente. 

Número exacto. Es fundamental elegir el número adecuado al comprar cualquier tipo de calzado, pero la tarea se hace imprescindible cuando se trata de los modelos de tacón. Si el zapato te queda un poco grande, el pie se deslizará hacia adelante, provocando presión y dolor sobre los dedos del pie (con ampolla incluída). En el caso de las sandalias, es conveniente que lleven algún tipo de sujeción.

A prueba de resbalones. Si al dolor inhumano que de por sí producen ciertos tacones, añadimos que las suelas son resbaladizas, el caos está asegurado y el suplicio (al luchar apretando el pie para no caer) será mucho mayor. Para evitarlo, existen unas pegatinas antideslizantes que se colocan en la parte delantera de la suela. 

 

Fuente: smoda.elpais.com/articulos/trucos-paraque-no-duelan-los-pies-con-tacones/4350

 

VER REVISTA

Contacto

fbbluetwt

  BeautyFoot, S de RL de CV
 punto  Plaza Comercial La Silla Local J12
 tel  Tel: (81) 8357.6888
 arroba  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Próximos Eventos

calendario

Todas las Revistas

portadas

Suscríbete

Regístrate para recibir las novedades de Beautyfoot en tu correo electrónico.

  He leído el Aviso de Privacidad y acepto condiciones.

() campos obligatorios

"La motivación es lo que te ayuda a empezar. El hábito te mantiene firme en tu camino."

Jim Ryun

"Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla."

 Paulo Coelho